Para yo.

octubre 16, 2008

 

Su rutina solía ser la misma, hace más de veinte años que comenzó con ella.  Un día, al salir del trabajo, comentó con los compañeros de oficina rumbo a la parada del autobús, que se declaraba enamorado de su rutina, que le agradaba como los lunes se ponía de pie en la cama y solía observar por la ventana al señor de las gallinas, el pescado de la fonda de Doña Lidia y el cilindrero por el camellón sur de la avenida. Los martes era exactamente lo mismo que los lunes. Los miércoles exactamente lo mismo que los martes. Los jueves exactamente los mismo que los miércoles. Y los viernes parecidos a los jueves, solo que en vez de caminar por el camellón sur, se desviaba por la Calle Ramírez Perea hasta la mezcalería San Juan, donde jugaba domino hasta antes de las once. Los sábados los dedicaba para dormir hasta las nueve, desayunar huevos cocidos, leer libros sobre antigüedades, no poseía el dinero para ser coleccionista, pero de vez en cuando adquiría alguna pieza, comía pozole del que vendía su vecina, pasaba la tarde sentado en un viejo banco que tenía en la entrada de la vecindad, y cayendo la tarde compraba un churro para merendar e ir a la cama. 

Pero los domingos, y digo, los d.o.m.i.n.g.o.s, en realidad era otro mundo para él, quizá enmarcaba su asquerosa rutina semanal para esperar a que fuera domingo. El domingo representaba el ayer, el hoy, y todo lo demás. El domingo era un día glorioso, no asistía a misa, pero el domingo le llenaba, lo orgasmeaba, se meaba, se ponía putazos y no le dolían, era otro, simplemente dejaba de llamarse david, para llamarse DAVID, en realidad el domingo era todo para él.

Su más íntimo deseo lo cumplía, su fantasía la llevaba a la realidad, era el día en que en verdad dejaba de ser él para ser el otro él. Era el día en que durante cinco horas recorría el camellón norte, donde un mercado de antigüedades se montaba. En realidad el buscaba solo una cosa, el reflejo en sí mismo, las vajillas de porcelana clásicas con adornos de la época Virreinal. David, ese era David, el amante de unos simples platos, caros, viejos, gastados, pero que simplemente le hacían cambiar de yo, para yo.

Como un fantasma….

octubre 11, 2008

He conocido personas maravillosas estos tres días, tan solo el grupo de trabajo que me adoptó fue increíblemente amable, una maestra peruana con una enorme sencillez quien me orientó por buen camino. Algo hay que reconocer, y realmente me apena, LOS INVESTIGADORES DE LA COMUNICACIÓN ( no generalizo) no se han dado cuenta que el futuro de esta tan débil ciencia (hablo en los últimos 30 años, y solo para América Latina) es el DESARROLLO, y como bien lo comentó en la conferencia magistral el Dr. Manuel Martín Serrano, ” lo simple es proteger al más débil”. El canibalismo académico, al igual que los investigadores literarios, políticos y demás ciencias sociales se hace presente, el típico fenómeno “yo, tú y nada mas nosotros dos” esta a la orden del día.

Al principo llegar con la emoción de conocer a la personas que trabajan la ciencia y encontrarte con este tipo de mamarachas, realmente creo que es un retroceso al menos a las expectativas que muchos tenemos.

Llegué como fantasma, estoy como fantasma, y realmente prefiero quedarme así.

Gracias a mis hoy amigos de la Universidad Veracruzana, a mi amiga Carla Colona de la Pontificia Universidad Católica del Peru, y sobre todo al pinche viejito renegado, calambriento, volado, terco y pendejo de Ernesto.

Lo olvidaba a la mamacita de la Dra. Ines Cornejo Portugal, que aunque no tuve el placer de darle la mano, tan solo con verle fue mas que suficiente.

A CHAMBEAR PINCHES PUTITOS (mensaje dirigido a todos los investigadores de la comunicación del mundo)

 

 

De nuevo sin foto, al menos por el momento.

Estando lejos de casa.

octubre 7, 2008

En algunas ocasiones mis amigos se mufan de mi por que simpre digo que me voy de viaje y no mas nada, esta vez si lo haré y no será por mucho tiempo, simplemente viajo a la capital de mi país a un congreso que hace tiempo había esperado. 

Viajar al DF se ha convertido en algo totalmente común, o no?, el punto es que me recordó a George Orwell cuando es contratado por la BBC de Londres para ser corresponsal del conflicto bélico entre la India y Gran Bretaña, el mismo se asusta con la invitación, pues en aquél momento no sentía que fuese el indicado para hacerlo, cabe resaltar que esto fue años antes de que publicara una de sus mas importantes obras ” Rebelión en la Granja”. Esta vez no viajeré con ninguno de mis amigos, lo haré solo. Las recomendaciones de mi mamá creo que son la de todas las mamás, “ay hijo, llegarás muy noche, andate con ciudado”. 

Pero no esta de mas, la buena compañía del smog capitalino y el verdadero sabor chilango son una buena mancuerna.

 

AHHH, claro, se me pasaba, Gracias Rafita…. te debemos una…… eres nuestro héroe……. AYYYYY TIERNA LA NOCHE!!!!!!! ( EN EL POPOCATEPETL).

 

 

TODAY NO HAY FOTO… PUTITOS…

Este sábado 4 de octubre a las 7pm. en las RUINAS DEL CENTRO DE NATURISMO, ubicado en:

Av. Adolfo de la Huerta 531, entre Insurgentes y 20 de Noviembre ( a 2 cuadras de Burrito’s Crisostomo Suc. V. Guerrero)

 Organiza Colectivo Vagón

Port Atif

septiembre 25, 2008

Escribo por que pienso que el mundo es pequeño, aunque no por decirlo pero las vueltas al correr por las mañanas me parecen más largas que el mismo universo, todo es pequeño. De niño jugaba a poder meter en el bolsillo de mi pantalón las nubes, las montañas, los caballos ( que a decir verdad era el animal que más me agradaba, ahora me causa alergia), el sol, con un balbuseo colocaba centenares de soldados que ocuparían un espacio en mi ropa, viajaban conmigo.

Recuerdo que escondía juguetes para poder divertirme en la iglesia los días de misa con tal de evitar dormirme durante el aburrido sermón, el tamaño de mis bolsillos en algunas ocasiones no era suficiente para la cantidad de pasajeros y cosas que venían junto a mí, en cambio la imaginación me daba la capacidad sufiente de embarque. Todo es pequeño, y digo pequeño por que en un lugar tan grande todo tiene que caber. Pequeño como todos aquellos Shandys que convertían en portátil su obra, y viajaban junto a sus sueños y logros.

Lo pequeño de lo pequeño. Ser Shandy, ser uno mismo.

” Todos los shandys conforman el rostro de un shandy imaginario, y pueden leerse, en los trazos de ese retrato portátil, los hechos que han configurado el trágico rostro de su biografía: el mapa de su vida imaginaria”.1

1. Vila-Matas, Enrique. “Historia abreviada de la literatura portátil“, Compactos Anagrama 4ta Edición, España, 2007.

El olor de tus nalgas

septiembre 9, 2008

El olor de tus nalgas me recuerda a que todos los días es domingo, me recuerda al saber que si quisiera estar solo ahí estarían. El olor de tus nalgas no es una mediocridad, si no el entedimiento a algo casi perfecto. No cuentas con las mejores, pero como si lo fueran, son para mí.

El olor de tus nalgas no cambia, se bañan y sigue igual, sudan y sigue igual, se exitan y sigue igual. El olor de tus nalgas no tiene pensamiento, ni condición social, solo se vive.

Me recuerda a esas pequeñas cosas que te recuerdan cuando estás a punto de subir a un autobús en el que viajarán muchas horas. El olor de tus nalgas no se parece, es. El olor de tus nalgas responde todos los días el who am i?.

Me recuerda al punto exacto a donde ir, el olor de tus nalgas, ese olor, maldito olor, quizá me recuerde a la sonrisa de los que quisiéron ser mis amigos.

El olor de tus nalgas me recuerda a que puedo ser asaltado en las Vegas, el olor de tus nalgas ese maldito olor con el que perdí el olfato,  y aunque reconozco el olor de tus nalgas  jamás sabrán quien soy.

Sobre la vigilancia continua.

septiembre 2, 2008

         EN SILENCIO.

1+1+1+1=4

agosto 8, 2008

De pronto me encontraba transtornado por el síntoma pre-viaje ( consiste en no dormir la noche anterior al viaje), sentado en una de las salas de un aeropuerto pequeño, entre bostezo y bostezo me alejaba de las conversaciones y el sonido de las turbinas mecían mis pestañas, pero algo que simplemente no podía controlar me mantenía despierto.

Las Vegas suele ser un buen lugar, para beber, para perder, pero sobre todo para ganar, ganar tiempo con las personas que amo, para ganar conflictos que después de un abrazo son doblemente reconfortantes, para ganar la paciencia de entender que Alex es Alex  y para ganar tiempo en pensar que todo lo que hacemos solemos multiplicarlo por cuatro.

Regrese sin dinero, con hambre, con  una resaca, pero con las ganas de vivir para poder estar con aquellos con los que simplemente hacen la vida distinta.

24 horas después…

julio 11, 2008

El mundo no cambio radicalmente después de 24 horas de lluvia, solo 23 sistemas de alcantarillado colapsaron, mi amigo Alejandro superó el increíble y tortuoso pánico a la lluvia, todo normal termine diciendo cuando estabamos de regreso en su casa por un cansado entrenamiento de natación.

A veces me quiero imaginar como serían las amistades de esas mentes asombrosas, Picasso, Borges, Einstein, Zizek ( pa’recordar a mi compa el Juan), etc. Que hablarían, que pensarían, ayer comprendí que los amigos simplemente forman parte de mi propia maquinaria, soy ellos en ellos, Mayra y yo tomabamos cerveza, comprendimos que la soledad no es tan mala, al poseer para nosotros dos completamente un bar en una zona donde regularmente asiste mucha gente, eramos ella y yo ( y el mesero que bailaba al son de la música cada vez que quería ponernos otra cerveza en la mesa), le comentaba: “pinche Mayra en serio que estamos locos”, somos un imán para la gente inadaptada, cuál será nuestro reflejo, qué pensarán de nosotros, esto lo comento por el amable pero psicótico amigo que nos invito una ronda de margaritas y posteriormente ofreció un “12 pack”de tecates para “seguirla”.

Que intenciones tendría, hizó falta el Juan, por lo menos para que nosotros fueramos los que dabamos desconfianza y no viceversa.

Por cierto el sol ya salió.

Un ser atípico

julio 9, 2008

P or la mañana abrí los ojos y lo primero que vi sobre mi ventana fue un montón de nubes alojadas en toda la ciudad, pense que hoy sería un día caótico, Ciudad Juárez se destaca por la capacidad de concentrar agua en sus calles a altos niveles tales que por unos momentos podemos decir que estamos en Venecia. Adoro los días así, son nostalgicos, por momentos pienso que la tristeza del cielo se convierte en mi mas grande alegría, los día sin sol son “moteleros”, amigos de la meditación y el buen relajamiento, quiza por que hacen a un lado todo lo que el agoviante sol hecha en cara.

Llegando a la oficina Leobardo rie de mi por traer paraguas, y me dice ” en realidad eres un ser atípico en esta ciudad”, lo primero en mi mente fue de que todos en esta ciudad se habían enterado de mis sueños y me tacharía con un psicópata sexual ( eso por que ando en mi etapa “hard-duty-for-sex”), pero en realidad el se refería a que nadie esta acostumbrado a usarlos, pero segundos después confirme que en realidad soy un ser atípico, por tan solo  ser quien soy, de hecho todos los somos.

Podría considerarme un apocalíptico ( Según Eco), pues creo firmemente que los tiempos,los modos, son caídas irrecuperables, pero me pone féliz el hecho de que lloverá las próximas 24 horas.